Una humilde cotidianidad truncada

Papa Ndiaye es un hombre de mediana edad, llegado de Senegal hace más de una década. Es uno más de los cerca de 1.150 vecinos y vecinas de origen senegalés que viven en Barcelona. Autoorganizados, desde una gran diversidad de situaciones administrativas, niveles de estudios, motivaciones y actividades profesionales, configuran la quinta comunidad de extranjeros…